Los Anunnakis y el regreso de los nibiruanos

Los Anunnakis y el regreso de los nibiruanos

Los Anunnaki, según las antiguas escrituras sumerias, configuraron el origen de la humanidad. Para la ciencia convencional, el origen de las personas de Sumeria no está muy claro, pero sí se sabe que son de los pueblos más antiguos del mundo. ¿Cuál es la verdad de nuestros orígenes en la Tierra?

Llegada desde planeta n°12

La llegada de los Anunnakis, según el antiguo génesis, fue cientos de miles años atrás, específicamente, hace 432 mil años.  Son referenciados como los “caídos del cielo”, con poderes poco comunes y una perspectiva de la ciencia mucho más avanzada.
Su llegada a la Tierra está ligada con la merma de las condiciones del planeta Nibiru (el duodécimo planeta), lo cuál ocasionó que sus pobladores salieran a buscar alguna solución que permitiera mitigar los problemas con la atmósfera de su planeta. Se centraron en la búsqueda de un metal que le diera estabilidad a la misma.
De esta forma, los nibiruanos consiguieron un planeta con reservas de oro enormes que podría ayudarlos. Este planeta resultó ser la Tierra. Se establecieron en la antigua Mesopotamia para empezar a minar, empezando por lo que hoy es África del Sur.
Extraer este material tan pesado por un tiempo largo no era ni fácil ni rentable para los nibiruanos, por lo que acudieron a la explotación de otra raza. Utilizaron sus naves para traer a una raza de humanoides llamada Anunnaki para utilizarlos como una especie de esclavos.

La rebelión de los Anunnaki

Pronto el pueblo Anunnaki protestó y se opuso al maltrato recibido. La salida a este problema fue diplomática, ya que se acordó con los nibiruanos la creación de un ser inferior que se encargaría de las tareas de extracción.
Esta propuesta fue aprobada y le dieron vida a los australopitecos a través de la combinación de genes de primates con del pueblo Anunnaki.
Fueron varios intentos los que los realizaron para llegar a una raza inferior. Primero, crearon un lote de seres formidables, con mucha fuerza y gran tamaño, pero incapaz de reproducirse por sí solos.
Esto era un desgaste innecesario dado que suponía crearlos constantemente y conllevaba un descuido a sus labores de minería.
Por eso, Enki y Ninmah, líderes y científicos Anunnaki, intensificaron su trabajo hasta lograr una especie óptima, que se reprodujera sin su asistencia, conocida como el Homo Erectus.

Regreso de los nibiruanos

Según la obra “Crónicas de la Tierra” de Zecharia Sitchin, cada 3600 años los nibiruanos regresaban a la Tierra. A este ciclo de tiempo se le llamó “Sar” y los Anunnakis permanecerán en la Tierra para supervisar el trabajo.
Los “seres inferiores” no tardaron en revelarse (como lo hicieron los Anunnaki en su momento) y escaparon por las minas. Con el tiempo, se esparcieron por el mundo libremente.
Cuando los nibiruanos llegaron y vieron la situación castigaron a los Anunnaki y los sometieron al trabajo de minería por sí mismos. Los Anunnaki empezaron a solventar esta situación creando otra especie mejor, el Homo sapiens.
Para acabar con las especies salvajes que habían escapado, dejaron que estas fueran arrastradas por los diluvios. Esta nueva especie despertó ternura en Enki, y decidieron permitirle vivir libremente por todo el planeta.
Tras los problemas climáticos actuales, algunas tesis plantean que el regreso de los nibiruanos está próximo.

meretteshow

Read Previous

Misiones espaciales revelarán los secretos del planeta Marte

Read Next

Las Amazonas, ¿Mito o realidad?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *