ROBA BANCO PARA NO VIVIR CON SU ESPOSA, LO ATRAPAN Y LO CONDENAN A… ARRESTO DOMICILIARIO

Muchas veces las personas no logran vivir la vida que desean y eso los lleva a realizar los actos más trágicos para su vida.

Como le sucedió a Lawrence John Ripple un hombre que encontraba en una sucursal bancaria de Kansas en Estados Unidos y que dice en voz alta: “Tengo un arma, todos denme el dinero”. De forma inmediata el cajero le dio 3,000 dólares después se sentó en la recepción y esperó a que llegara la policía para arrestarlo, pero no se imaginaba la condena que le darían.

Sólo quería que lo arrestaran para no vivir con su esposa

John solo quería que los oficiales lo llevaran a prisión debido a que después de las declaraciones dadas ya no quería regresar a su casa, pero solo lo había hecho al tener una discusión con su esposa con la que no quería vivir más y la única forma de llamar la atención de los demás era al cometer un delito.

En el juicio le escribió una nota a su esposa la cual decía: “Prefiero estar en la cárcel que dentro de la casa”. Pero gracias a la defensa de sus buenos abogados al declararse culpable del delito en vez de que pasara 37 meses en prisión, tenía que pasar 6 meses de arresto domiciliario, 3 años de libertad condicional y 50 horas en servicio comunitario para cumplir con su condena.

Una forma de comprender que las personas hacemos hasta lo imposible cuando algo ya no nos agrada, más cuando se vive en una relación enfermiza y destructiva, además de lo malo que pueden salir los planes cuando queremos que nos ayuden a lograr nuestros propósitos. Pero esperamos que esta condena no haya sido peor para el pobre John.

Add a Comment