Personal trainer revela el por qué no debemos creer en las imágenes del Instagram.

El Instagram puede ser un lugar maravilloso, lleno de imágenes bellas y artísticas de los lugares que queremos ver y de las personas que queremos inspirarnos. Pero lo que no muchos deben tener en cuenta que detrás de muchas de esas imágenes “perfectas” promueven ideales y expectativas totalmente irreales que nunca se pueden alcanzar y sólo llevan a sentimientos de insatisfacción, envidia e infelicidad.

Chessie King blogueira popular del Instagram reconoce y usa la plataforma de instagram para promover la positividad corporal, mostrando el lado “verdadero” de cada foto “perfecta”, destacando la increíble diferencia que ciertas poses hacen.

Ella posa en posiciones y ángulos deliberadamente desfavorables y comparándolas con las poses típicas “falsas” que los modelos usan para hacer sus barrigas parecer más rectas, sus piernas más largas y sus cinturas más finas. Los resultados son reveladores.

En el caso de las mujeres, ella está en una misión para ayudar a las mujeres a ganar confianza en sus cuerpos, mostrando que todas aquellas fotos perfectas del Instagram no pasan de una mentira. 

“Ninguna de estas fotos es editada, son sólo 2 ángulos completamente diferentes”.

“Me siento furiosa cuando leo” usted es demasiado gorda para usar esos pantalones “mis posts.Cuando yo usaba el tamaño de la foto de la izquierda, escuchaba a personas diciéndome que yo era ‘muy delgada’ y ‘necesitaba alimentarme’ … 

“No hay problema en encontrar la postura en la que te sientes cómodo, pero es mejor sentirse cómodo sólo de pie o en el suelo, sonriendo por ser tú”.

Chessie sigue luchando contra ideales poco realistas.

“Somos todas culpables de intentar posar para hacer nuestros cuerpos parecer lo mejor posible y todo bien …”

“… Pero son fotos como la derecha que nos ayudan a sentirnos un poco normales”…

“Puedo cambiar mi cuerpo en 2 segundos, de la foto izquierda a la derecha y en ambas, me siento bien”.

“Sólo un pequeño recordatorio de cómo es fácil cambiar su cuerpo”.

“El Instagram está INUNDADO de fotos como la de la izquierda cuando en realidad deberíamos recordar que estamos forzando una pose”.

“Estas fotos fueron tomadas literalmente un segundo después de la otra”.

Ella constantemente recuerda que concentrarse en su peso y en lo que otros dicen no es el camino para ganar confianza corporal.

“Si tienes 23 seguidores o 3 millones, NADIE debería tener que lidiar con el odio en línea”.

Y no se preocupa por las expectativas ajenas. Sea usted mismo, porque todos los demás ya existen.