Pensaban que esta beba iba a morir a las pocas horas pero luego de 26 años así es como ella se ve…

Cuando eres padre, anhelas lo mejor para tus hijos. Deseas que crezcan sanos, fuertes y que se conviertan en personas maravillosas para que el mundo se dé cuenta lo maravillosos que son tal y como tú los ves desde el momento en que los tienes en tus brazos. Esto le ocurre al 99% de las personas que abrazan por primera vez a sus hijos.

Pero para la familia de Yulianna las cosas no eran tan positivas… Luego de nacer su pequeña y hermosa niña, notaron que ella tenía unas manchas por todo el cuerpo. Estas, se encontraban cubiertas de vellos. Los médicos afirmaron que la beba tenía una enfermedad conocida como nevus melanocítico congénito.

Pero incluso los médicos se veían asombrados por el tamaño de las manchas en todo el cuerpo de la recién nacida. Por esa razón le informaron a los padres la terrible noticia: era probable que Yulianna sólo viviera unas horas más antes de morir

Pero el destino tenía otras cosas preparadas para esta familia y para la misma Yulianna.

396bebe29bc7aa13b3133d6f56555dd0-640x800Hoy ella es una hermosa joven de 26 años que vive en Varsovia, Polonia. Ella es inmensamente feliz y cuenta sus historia a través de las redes sociales para inspirar a otros a que “se acepten tal y como son”…

Ella modela su cuerpo y su belleza interior: es una persona feliz que disfruta de su familia, de sus amigos y de su vida.

“He aprendido a amarme siendo diferente pues todos los somos: yo soy diferente. Tú eres diferente. Todos somos distintos”.

cf3143d37af6a79bbb3fa244166b056a-800x800Ella es y ha sido un ejemplo para familias enteras en las que nace un pequeño con esta enfermedad pues Yulianna  entiende la vida desde la diferencia pero no como algo negativo sino como un factor que nos hace únicos frente al resto.

Así vive y transmite su vida.

Finalmente el mundo entero sabe lo hermosa que es Yulianna tanto física como emocionalmente. Algo que sus padres siempre vieron desde que la tuvieron en sus brazos por primera vez y hoy ella comparte con todo el mundo: su alegría de vivir.