Madre e hijo se enamoran y deciden casarse

Quizás alguna vez hayas escuchado historias de amor donde ambos integrantes de la pareja se llevan varios años de diferencia… Tal vez también conozcas casos de personas que se han enamorado perdidamente (y hasta casado) siendo primos. Esto era muy frecuente hace poco más de medio siglo atrás, pero hoy día resulta un tanto llamativo para la sociedad.

¿Y qué pensarías de una madre y un hijo que se enamoran y quieren casarse? Esta historia es real y te dejará bastante sorprendido…

Ella se llama Kim y tiene 51 años. Él es Ben, su hijo de 32 años. Cuando Kim quedó embarazada a la corta edad de 19 años ella pensó que no podría brindare la educación que un niño necesitaba. Entonces dejó en adopción al pequeño Ben.

Luego de muchos años, Ben se enteró que era adoptado y comenzó la larga búsqueda de su familia biológica. Así fue como hallo a su madre en el año 2013.

En aquel momento Ben estaba en pareja con una mujer llamada Victoria, pero él cuenta lo siguiente: “en cuanto vi a mi madre biológica, me enamoré de ella. Y a ella le ocurrió lo mismo comigo”.

Más adelante cuenta: “No tuve ese sentimiento que se suele sentir hacia una madre, más bien la veía con un sentimiento de pareja, con deseos sexuales hacia ella”.

Así fue como luego de conocer a su verdadera madre, Ben regresó a su casa y le pidió a Victoria (su esposa) que se separaran. Luego Ben le pidió a Kim que vivieran juntos. Así fue como ella se mudó a la casa de Ben.

Ambos afirman que “fue amor a primera vista”. El primer beso llegó sólo algunas horas después de conocerse y tras unas copas de champaña que ambos compartían.

Muchas personas se alertan sobre esta noticia pero ellos dicen que están felices, decididos a seguir adelante juntos y que piensan tener un hijo o bien adoptar uno.

Ambos afirman que tienen planes para casarse y dado que tienen diferentes apellidos no existen leyes en Estas Unidos que se lo prohíban.

Claro que las polémicas sobre su situación no tardaron en llegar…  Pero el amor es más fuerte y ellos están dispuestos a seguir juntos a pesar de las miradas desaprobadoras del mundo.

Add a Comment