Hombre se casa con una cobra por una estúpida razón.

Después de la muerte de su novia, un hombre devastado y deprimido, caminaba sin rumbo por la vereda donde había muerto su novia. Después de caminar por algunas horas, encontró a una cobra muy joven e intimidante. La conexión espiritual fue inmediata. Según cuentan los presentes, el joven se acercó peligrosamente a la cobra, sin importarle su mortal y venenosa mordida. En animal no se mostró asustado, parece que inmediatamente identificó las intenciones de ese humano que se acercaba a saludar.

Curiosamente, la difunta novia del hombre había fallecido por la mordida de una cobra en ese mismo lugar donde él encontró al animal. Estaba seguro que se trataba de la misma cobra que mató a su novia, pero no te confundas, ese hombre no quería venganza.

Ahora sí viene lo extraño: él confiesa que cuando vio a esa cobra por primera vez, supo que dentro de ella se encontraba el alma de su novia que había fallecido apenas hace dos semanas, envenenada por el tóxico veneno de la misma serpiente que tenía enfrente. Lo que pasó después, no tiene precedentes.

Cualquiera pensaría que matar a la serpiente sería entendible; sin embargo, las creencias de este hombre lo llevaron a tomar decisiones muy diferentes. Él sintió por esa cobra el mismo amor que sintió por su novia. Se la llevó a su departamento y empezó una relación sentimental y romántica con la serpiente.

Como era obvio, todos sus vecinos se quedaron sorprendidos, pensando que ese pobre hombre estaba muy afectado por la tragedia de su prometida; sin embargo, a los pocos días de haber recogido a la serpiente, el rostro de ese hombre se notaba más feliz ¡Había superado la depresión! y decidió casarse con la cobra.

Él cree en el Budismo y por eso, piensa que la reencarnación de personas en animales es una realidad muy posible. Esto ha causado una locura entre su comunidad, pues la “novia cobra” de ese hombre sigue siendo un animal sumamente peligroso y venenoso.

Sin embargo, cabe destacar que el hombre asegura que para poder tener intimidad con su “esposa” tuvo que quitarle los colmillos, a fin de poder meter su miembro en la boca de esta, tal y como si fuera sexo oral ¿Qué tal? No cabe duda que el amor es muy poderoso y extraño, pues esta historia nos demuestra que puede nacer en cualquier lugar, incluso entre especies diferentes.

Hasta el momento, las autoridades no han podido hacer nada para detener la relación de este hombre y su esposa serpiente. Al parecer, el amor ha triunfado esta vez.

Add a Comment