Ella se sometió a una cirugía de mandíbula ¡Y así es como quedó! En su país la llaman el caso del “patito feo”.

La vida de una persona puede cambiar, sin lugar a duda, de la noche a la mañana. Muchas veces lo que nos sucede depende en parte de nosotros mismos y otras veces las circunstancias son completamente ajenas.

En esta historia que hoy queremos contartes, las circunstancias de la vida hicieron que Ellie no tuviera muchas alternativas y, de no ser por su ortodoncista, ella podría haber seguido toda su vida como hasta los 14 años… pero afortunadamente los ángeles existen y esta vez se disfrazaron de cirujana y ortodoncista para ella.

3686949E00000578-3704636-image-m-4_1469274762058-2 Ella es Ellie Jones y tiene actualmente 20 años.  A los 14 años como tantos otros adolescentes Ellie empezó a usar aparatos de ortodoncia dado que sus dientes se encontraban muy deformes.

Pero su dentista descubrió algo sorprendente… La mandíbula de Ellie no había crecido desde que ella tenía 8 años.

Esto hizo que ella tuviera que visitar a una cirujana maxilofacial. Este era el comienzo del cambio en su vida para siempre…3686949A00000578-3704636-image-m-5_1469274817419-2

Allí descubrieron que Ellie tenía una malformación en la mandíbula, lo que le impedía morder bien.

Su primera operación fue a los 16 años. Ella relata que estuvo casi un mes con una dieta líquida completamente y sin poder hablar. Debía comunicarse con señas o escribiendo las cosas en un papel.

Además tuvo un constante ceceo durante varios meses por lo hinchada que se encontraba su boca.

La cirujana Emma Woolley fue quien operó a Ellie. Ella comentó que tuvo que cortar la mandíbula de la joven de forma horizontal y vertical también.  Además indicó que “muchas veces las personas no saben que tienen la mandíbula deforme. Sólo aceptan su vida como si se tratase de una dificultad para morder cuando en realidad no es así”.

Mira como era la mandíbula de Ellie antes y después de la operación:

Daily Post Wales

Daily Post Wales

 Una hermosa historia con un final más que feliz ¿no lo crees?

Add a Comment