Descubren un reino de miles de años de antigüedad y lo que encontraron sorprendió a los científicos

Imagínate: en 1991 un ciudadano de la provincia de Quang Binh, Vietnam, encontró esta cueva en el ahora Parque Nacional Phong Nha-Kẻ Bàng, pero no se atrevió a entrar porque un extraño “silbido” provenía de ahí. Nunca pensó que aquel lugar era, literalmente, otro mundo.

No fue sino hasta el año 2009 cuando la cueva Son Doong fue explorada por primera vez, por los científicos británicos Howard y Limbert Deb, y lo que encontraron los dejó muy sorprendidos. En efecto esta caverna es la más grande del planeta, con 6.5 kilómetros de longitud y 150 metros de anchura preliminar. Pero cuando decimos “otro mundo” es porque en sus entrañas cuenta con paisajes de película, dada sus propias flora y fauna.

Iniciemos este “viaje al centro de la Tierra” bajando unos 80 metros en cuerda. Es, hasta el momento, la manera más fácil de entrar.

Así es la vista desde la parte de abajo.

Adentro corre un pequeño río, que ofrece una vista hermosa.

Durante las expediciones se encontraron estalagmitas (depósitos de minerales que se forman en el suelo por precipitación química) de más de 70 metros de altura.

Incluso podemos encontrar una playa.

La cueva Son Doong sigue en investigación, debido a que quedan muchos lugares por explorar. Adentrarse en ella resulta complicado y peligroso. Pero lo que podemos observar es realmente impresionante.

En esta caverna igualmente habitan tipos de aves y murciélagos únicos en el mundo. Además se originan nubes, esto ha sorprendido a todos los investigadores que la han visitado.

Definitivamente quedan muchas dudas alrededor de Son Doong, sin embargo una de las organizaciones internacionales más grandes del planeta, en materia de educación y ciencia, ansía revelar los misterios que esconde esa cueva.

Esperamos que muy próximamente esté abierta al público.