Cansada de tanto frotar tus ollas? Te tenemos una técnica para que luzcan radiantes.

Las ollas y sartenes que conservas en tu casa tienen una duración bastante larga,Sin embargo no se pueden evitar los rayones, quemaduras o la mugre acumulada. Quizás en alguna ocasión has tenido que lidiar con una mancha que simplemente no salía.

Las ollas de cobre pueden limpiarse bastante rápido, siempre que utilices el método adecuado. En el mercado puedes conseguir una gran cantidad de productos químicos que pocas veces funcionan, normalmente terminan resultando tóxicos para tus manos y piel.

Pero no desesperes si deseas que tus ollas recuperen su esmalte, te tenemos la solución realiza este truco casero bastante económico, necesitas un par de ingredientes que se adquieren muy fácil en cualquier tienda.

Ingredientes: 

  • Vinagre
  • Sal blanca común

Procedimiento: 

Toma la olla que deseas limpiar y déjala en tu fregador, agrégale encima la sal, luego el vinagre sin remover el ingrediente previo, puedes añadir más sal para asegurarte de que cubra completamente las partes de las ollas que deseas lavar.

Dejar la mezcla actuar por al menos 30 segundos y las manchas comenzarán a desvanecerse; te recomendamos añadirle un poco de vinagre a la esponja y remover la suciedad restregando con esta. Al final, puedes remojar con agua y quitar el exceso de sal. Este procedimiento no toma ni 5 minutos pero es muy eficiente.

No tienes excusas! no dejes que tus ollas estén en condiciones desagradables, comienza hoy mismo a tratarlas con el vinagre y la sal, los resultados serán inmediatos.

Comparte este truco con tus conocidos en las redes sociales.