¡Lea esto ante de que lo borren! Estos 5 alimentos destruyen sus hormonas y su piel

Por lo general la gente piensa que el acné es algo que les corresponde exclusivamente a los adolescentes. Eso no es del todo cierto. Esto lo podemos corroborar muy fácilmente cuando salimos a la calle y vemos que hay varios adultos que aún tiene acné. La pregunta crucial aquí es ¿a qué se debe esto?

El acné durante la adultez puedes aparecer por varios motivos. En el caso de las mujeres, por ejemplo, el acné suele reaparecer de manera constante en los días en que se tiene el período. Como hay gran cantidad de estrógeno y de testosterona pululando por ahí, el cuerpo no se puede depurar de sus toxinas.

El otro motivo por el cual puede haber acné durante la adultez es la alimentación. Una mala dieta, por ejemplo una en la que el consumo de grasas saturadas sea demasiado frecuente, puede propiciar fácilmente la aparición de acné, de manera continuada, en nuestra piel. Si no evitamos ciertos alimentos, el acné no sé irá.

Los alimentos que debes evitar si quieres dejar de tener acné

 

La falta de información imperante en los medios de comunicación muchas veces nos terminan afectando en el sentido de que, al final del día, en realidad no sabemos cuáles son los alimentos que nos ayudan a estar sanos y cuáles no.

La ventaja de dejar de consumir algunos alimentos, por el bienestar de tu piel, es que mientras tu dermis gana brillo y vigor, tu bolsillo también se ahorrará algunos billeticos. Ese dinero lo puedes invertir en suplementos vitamínicos para tu piel.

  • Lácteos: los lácteos contienen un elevado nivel de hormonas sintéticas, que contribuyen a la aparición del acné. Evítalos para que tu cara esté limpia y libre de manchas.
  • La soya: si bien este es un alimento muy popular, por lo saludable que es, hay que tener en cuenta que cuenta con una gran cantidad de fitoestrógeno en su composición. De modo que si abusamos en su consumo, lo más probable es que terminemos sufriendo de un desequilibrio hormonal y de acné.
  • El gluten: si consumes demasiado gluten, este te provocará una inflamación en los intestinos, y también podría contribuir a crear un desbalance hormonal. Regular la cantidad de azúcar que entra en tu organismo es una tarea para la cual deberás estar sumamente atento.
  • Aceite de girasol y aceite vegetal: ambos aceites poseen omega 6, un factor que trae consigo el doble de ácidos grasos que el omega 3, de modo que si abusamos de esta sustancia, esto nos provocará una inflamación en el intestino que durará por varias horas.
  • La cafeína: la cafeína ataca a la piel, diluyendo la cantidad de vitamina B y A que consumimos. De modo que si ingieres demasiada cafeína, es bastante probable que tu piel esté opaca, e incluso que tengas acné.

A pesar de que es probable que varios de estos alimentos se encuentren en tu dieta actual, que eso no te desanime. Aún quedan muchas cosas sabrosas en el mundo con las que podrás disfrutar, y alimentarte sanamente.