11 cosas de tu casa que atraen la mala suerte. Tíralas o tu vida nunca mejorará

Te ha pasado que haces todo lo posible porque las cosas vayan bien, te esfuerzas por ser la mejor en tu trabajo, cumples todas tus tareas del hogar y ni hablar de los hijos. En verdad intentas ser la mejor madre del mundo. Pero siempre hay algo que falla, algo que arruina tu día. Te preguntas una y otra vez por qué siempre te pasan cosas malas y no encuentras respuesta. Bueno, tal vez hoy tengamos una explicación y una solución para tus problemas.

El feng shui es un arte chino que busca llenar de armonía y bienestar tu espacio, ya sea en el trabajo o en el hogar. Pero hoy nos centraremos en este último, porque según los expertos la forma en que decoras tu casa puede influir en que las cosas no te salgan como las planeas.

Pon mucha atención, porque aquí te revelaremos once errores en la decoración de tu hogar que pueden estar atrayendo la mala fortuna a tu vida.

11.- Escoba vieja

Según las antiguas supersticiones, nunca se debe de barrer la casa de noche, y mucho menos de afuera hacía adentro, pues esto podría permitir que espíritus no deseados entren a la casa sin ser invitados.

La escoba ha sido un objeto muy utilizado por el esoterismo, desde mucho tiempo atrás. No por nada es en los cuentos el vehículo de las brujas.

Antiguos relatos cuentan que las escobas han sido utilizadas para maldecir en los tiempos del oscurantismo. Por ejemplo, existe la superstición que sí se le barren los pies a una mujer comprometida, esta no se casará ¿Te atreverías a hacer la prueba?

10.- Colocar una pecera en la cocina o el dormitorio.

Si tienes una pecera en la cocina o en el dormitorio estás cometiendo un grave error. Según el feng shui, en esas áreas se requiere más la presencia del elemento fuego y el agua podría arruinarlo. Si realmente te gusta el aspecto de las peceras y deseas tener una en casa, colócala en la sala, donde no interfiera con la energía del fuego.

9.-Pintar el dormitorio de colores brillantes.

Lo que tu recámara necesita son colores cálidos que te ayuden a relajarte y a conciliar el sueño, olvídate de azul, rojo o morado, porque el feng shui explica que los colores apropiados para tu dormitorio son los más parecidos a los distintos tonos de piel que van desde el blanco hasta el café, pasando por todas las tonalidades de beige.

8.- Que la cama esté del mismo lado que la puerta.

Los expertos afirman que colocar la cama cerca de una puerta o una ventana, por donde la energía entra y sale, hará que las vibraciones no circulen adecuadamente y es probable que tu calidad de sueño no sea la ideal.

7.- Espejos en tu habitación.

Si cuando estás recostado en la cama tu cuerpo se refleja en el espejo, éste te devuelve la energía que expulsas durante el sueño. Y así estará toda la noche; energía arriba y abajo.

6.- Dejar la tapa del inodoro arriba.

Dejar el excusado destapado ocasiona que mucha de la energía de tu hogar se escape por ahí. Taparlo no te cuesta nada, e impide que la fortuna se vaya de tus manos.

5.- Tener desorden.

Tira a la basura todo lo que no utilizas o que ya no sirve; si quieres que nuevas cosas lleguen a tu vida tienes que darles un espacio en tu hogar. Entre más libre esté la habitación mejor flujo de energía tendrás.

4.- Tener plantas muertas.

Cuida tus plantas y no permitas que se marchiten, porque absorberán la buena energía que entre en tu hogar y la transformarán en negativa.

3.- Tener diferentes tipos de piso en la misma habitación.

Tener el mismo tipo de piso en todo tu hogar ayuda a que la energía corra uniformemente, de lo contrario se estanca en las áreas donde el piso es de tonos más claros.

2.- Tener televisión en la recámara.

Debes tener claro que la habitación es el lugar destinado para descansar y relajarnos, así que evita tener cualquier aparato electrónico, ya que sus ondas debilitan tu energía y te hacen más propenso a enfermarte.

1.- Goteras.

Una tubería rota en casa, una inundación en el baño o una gotera, son emociones desbordadas que esperan ser atendidas. El agua representa que estás descuidando tu hogar y tu salud.